Sábado 28 de Noviembre de 2020

Hoy es Sábado 28 de Noviembre de 2020 y son las 07:55 ULTIMOS TITULOS:

  • 20º
  • Parcialmente soleado

20°

San Miguel de Tucumán

18 de agosto de 2016

Manzur: “el insumo energético es el motor de desarrollo de una provincia”

El gobernador, Juan Manzur, visitó un emprendimiento de forestación industrial en la zona de El Sunchal (Burruyacú), el primero de estas características en la provincia para obtención de energías renovables a partir de biomasa.

“Es una experiencia única y exitosa que se está dando en la provincia y está vinculada a la producción de energías alternativas, limpias y renovables”, afirmó el primer mandatario luego de recorrer parte de las 160 hectáreas plantadas con eucaliptos, entre otras especies, que forman uno de los predios del emprendimiento.

El propietario de “Río de Luna S.A.”, Miguel Reginato, interiorizó al gobernador sobre las propiedades y los bajos costos de la actividad forestal. Al respecto, Manzur precisó que las plantaciones actuales recién “llevan dos años de crecimiento, pero a partir del séptimo u octavo la madera estará en condiciones de ser aprovechada para generar energía y esos son los grandes desafíos que hay hacia el futuro cercano”.

Esta actividad productiva no convencional en Tucumán arrancó entre los años 2006-2007. “Se me ocurrió, leyendo, cambiar un poco la idiosincrasia argentina, en donde plantamos para a los seis meses tener resultados; acá es distinto hay que pensar en 10 años y dejar que la naturaleza haga su trabajo”, contó Reginato.

Las plantaciones de las que la firma dispone en El Sunchal, San Pedro de Colalao, El Naranjo, Famaillá se sustentan en distintas especies. Las más de 500 hectáreas se dividen entre Eucaliptos, Álamos y Pinos, entre otras nativas. Además, Cedro, Nogal, Jacarandá y Lapacho. Cada una de estos árboles tiene un ciclo de 8 años, se corta y vuelve a nacer de esa misma planta puesto que de las cepas salen brotes nuevos. “Es un círculo virtuoso en el que lo que uno cuida es para siempre”, manifestó Reginato.

“Tucumán es, hoy, una provincia que deforesta en lugar de forestar, así fue durante años”, puntualizó Álvaro Simón Padrós, secretario de Desarrollo Productivo para explicar que las principales actividades productivas de la provincia, como la caña, citrus, soja, son el resultado de la limpieza de las tierras, de la deforestación. “El Gobierno quiere promover la forestación, la madera tiene múltiples usos”, aseveró.

Reginato explicó que si bien el proyecto que concretó tiene fines comerciales está íntimamente vinculado a preservar el medio ambiente. “Me preocupo por el cuidado del medio ambiente. Es un granito de arena que estoy aportando para nuestra naturaleza”, sostuvo.

El vicegobernador, Osvaldo Jaldo, afirmó que este desafío planteado por el empresario se concreta a nivel mundial. “Todos los países del mundo están trabajando en proyectos de estas características y que nosotros, desde la provincia de Tucumán, estemos llevando un proyecto así quiere decir que estamos en el camino correcto”, reflexionó.

Reginato, especificó que la producción forestal implica aprovechamiento de los recursos naturales y renovables. “Lo plantado tiene fines de aprovechamiento energético. De la madera se puede hacer energía, mucha y barata. Consideramos que al ser sustentable y renovable puede ser una solución muy importante”, indicó a la vez que aseveró que de esa manera se desarrolla en todo el mundo con mucha eficiencia y es considerada una alternativa válida para el porvenir. ” Cuando hablamos de la energía convencional derivada del petróleo sabemos que tenemos posibilidad con el gas o las naftas. Si es gas, tiene un poder calórico de 8 mil kilos calorías mas o menos y es un recurso que no es renovable. Cuando hablamos de la madera, un 50% de poder calórico pero 100% renovable”, dijo Reginato.

Manzur, en ese sentido, aseguró que una provincia se “desarrolla” a partir de contar con el insumo energético. “El insumo energético es el motor de desarrollo de una provincia” y agregó: “este emprendimiento es único y desde el Gobierno estamos viendo la manera de acompañar e incentivar para que replique en otros lugares”.

“Son proyectos a largo plazo, normalmente  los productores piensan a corto plazo. Miguel Reginato es una excepción al comprar fincas de caña de azúcar, eliminar la caña y  forestar con fines energéticos”, expresó el secretario de Desarrollo mientras destacó el trabajo que viene realizando en este aspecto la mesa Foresto Industrial en Tucumán.

Otra de las razones por la que de destaca esta actividad agroindustrial es por la generación de puestos de trabajo. Son alrededor de 60 personas las que en esta primera etapa de producción lo llevan adelante. Al respecto, Reginato subrayó que “a medida que se van acortando los tiempos se necesita más mano de obra para hacer los almacigos, plantar las semillas, trasladar los plantines.  Gracias a Dios puede dar mucho trabajo”, enfatizó. Por su parte, Manzur valoró la generación intensiva de trabajo. “Con el vicegobernador estamos muy interesados en esta experiencia exitosa, para ver de estimularla y apoyarla en lo que esté a nuestro alcance”, esgrimió.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas