Jueves 17 de Junio de 2021

Hoy es Jueves 17 de Junio de 2021 y son las 21:08 ULTIMOS TITULOS:

  • 21.1º

21.1°

Niebla débil

ECONOMIA

6 de agosto de 2017

Qué dijo el presidente de Pepsico sobre el cierre de la fábrica

Roberto Martínez sostuvo que la planta de Florida "era inviable" y planteó que "el costo laboral argentino en general es alto".

El presidente de Pepsico Alimentos para Centroamérica, Caribe y Sudamérica, Roberto Martínez, justificó el cierre de la planta ubicada en la localidad de Vicente López al alegar que "era inviable" y afirmó que el costo laboral argentino "en general, es alto".

"Hace un tiempo que venimos trabajando en cómo seguimos creciendo en la Argentina. Analizamos las distintas avenidas y nos llevaron a entender que la planta de Florida era inviable, porque está el predio en una zona residencial, difícil de entrar con camiones, con una alta estructura de costos, y una imposibilidad física de seguir creciendo ahí. Si queremos seguir creciendo, que queremos, el lugar para hacerlo es en Mar Del Plata", fundamentó.

En ese marco, el empresario sostuvo que "no hay un buen momento para cerrar" y señaló que "buscamos otras alternativas, hasta que el negocio no aguantó más", al tiempo que contó que el predio donde funcionaba la fábrica será donado a alguna entidad de bien público.

"Estamos viendo opciones y con quién trabajar en esa donación. Queremos que sea con un fin social", enfatizó. En una entrevista publicada en el diario La Nación, el ejecutivo también planteó que "el costo laboral argentino en general es alto. Pero si fuese imposible trabajar acá no estaríamos expendiéndonos en Mar del Plata".

"Nunca es fácil cerrar una planta. También creemos que tratamos a la gente de una forma muy buena, por encima de lo que exige la ley", destacó Martínez en alusión al pago de una doble indemnización y del servicio médico por seis meses.

Asimismo, el empresario aseguró que el gobierno "hizo lo que tenía que hacer; dejó que el proceso legal fluyese". "Es una decisión privada. El Gobierno habló del respeto a las leyes y al derecho de un privado de tomar una decisión, que a nadie le gusta y que es difícil", destacó.

El empresario indicó que de los 536 despedidos por el cierre de la fábrica, "455 firmaron la desvinculación", y los 81 empleados restantes "quedaron afuera, y el 10 de julio, conforme la ley, procedimos a despedirlos, bajo la indemnización de ley y con un telegrama, como marca la legislación en la Argentina".

Fuente: cronista.com

COMPARTIR: